Positivo balance dejó visita del alcalde Wilmar Barbosa a obras para superar emergencia del agua.

0
32

En una travesía por terrenos agrestes se convirtió la visita de inspección realizada por el alcalde Wilmar Orlando Barbosa Rozo, el gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV),  Jaime Jiménez, y periodistas de diversos medios de comunicación, a las obras que adelantan para devolver lo más pronto posible la normalidad del servicio de acueducto a la ciudad.


El recorrido, que inició con las primeras horas del viernes, tuvo su primera parada en El Castrillo, el punto más crítico donde se trabaja de domingo a domingo con tres máquinas, en jornada completa.
“Se había contemplado que el daño sobre la Quebrada Marcos Ríos, era solo de 20 metros de tubería pero con el paso de los días pudimos ver que el daño era mucho mayor. Estamos trabajando todo el tiempo buscando el punto de empalme y con obras de protección”, explicó Víctor Rincón, ingeniero residente de obra.


Ya en el sector de Carlos Julio, punto en el que la afectación de la línea alcanzó  120 metros,  se evidenció que ya finalizaron las obras de empalme de tubería y actualmente se trabaja en la instalación de gaviones para la protección de la tubería.


En la parte alta, a 900 metros de altura, punto al cual se transportaron los materiales en helicóptero  y tras subir caminando por espacio de hora y media, atravesando tramos donde es necesario desafiar la gravedad ayudándose de lasos para subir por el cerro, se verificó el trabajo que realiza el teleférico construido para bajar el material hasta La Garganta, otro de los tramos donde se afectó la línea de aducción del sistema de acueducto.


En cuanto a la bocatoma de Quebrada La Honda, que había sido afectada también por la fuerza de la naturaleza, ya está habilitada nuevamente para el suministro del preciado líquido para los villavicenses.


“Lo importante es que todo en la bocatoma ya es funcional, ya pasa el agua por el canal desarenador, nos toca seguir reparando los otros puntos afectados”, manifestó Barbosa Rozo. 
Finalmente, en el punto denominado como La Garganta, se adelantan trabajos de demolición y bajada de tubería para reparar 44 metros de línea mediante un puente ubicado al lado opuesto del derrumbe, según explicó Félix  Javier Muruaga, gerente Técnico de la EAAV. 


De esta manera el Gobierno ‘Unidos Podemos’ continúa haciendo esfuerzos para normalizar en el menor tiempo el servicio de agua en la ciudad, afectado por la furia de la naturaleza en mayo y agosto del año pasado.